18/11/10

Teléfonos móviles para detectar infecciones sexuales


Científicos británicos lanzaron un proyecto para crear una nueva tecnología para teléfonos móviles que, dicen, podría revolucionar el diagnóstico de las infecciones de transmisión sexual (ITS).

Según los investigadores, el dispositivo, llamado eSTI2 (instrumentos electrónicos de autoanálisis para Infecciones de Transmisión Sexual), intenta ofrecer al usuario una forma fácil y accesible -similar a las pruebas comerciales de embarazo- para detectar estos trastornos.

Y cualquier persona que disponga de un teléfono celular o una computadora podrá saber en 15 minutos si ha adquirido una ITS y recibir de forma inmediata asesoría médica para su tratamiento.

Epidemia global

El incremento en la incidencia de las enfermedades de transmisión sexual -causadas por más de 30 distintas bacterias, virus y parásitos- es un problema de salud global.

Con el nuevo dispositivo, basado en nanotecnología, el usuario puede colocar una muestra de saliva, orina o sangre y conectarlo al teléfono móvil o computadora por medio de un USB.

Posteriormente un software en el móvil o computadora analiza esa muestra, hace un diagnóstico y recomienda qué medidas debe tomar el usuario.

El proyecto está siendo desarrollado conjuntamente por científicos de las universidades británicas de St. George, Brunei, Warwick, Queen Mary y la Agencia de Protección a la Salud.

Tal como explicó a BBC Mundo el doctor Tariq Sadiq, quien dirige la investigación, "la tecnología todavía está en sus primeras etapas y quizás estará disponible en unos 7 a 10 años si la evaluación, aprobación, etc. resultan como está planeado".

Según el investigador, que es especialista en salud sexual y VIH de la Universidad de St. George, en Londres, el proyecto fue creado con el objetivo de reducir las tasas de infección de las ITS y mejorar la salud sexual de la población.

"Los teléfonos móviles han cambiado la forma como vivimos y nos comunicamos y creemos que éstos pueden ofrecer una forma única de diagnóstico y control de ITS".

Actualmente si una persona desea saber si sufre una ITS -que incluyen clamidiasis, sífilis, gonorrea, VPH y herpes- necesita acudir a una clínica donde se le tomará una muestra que será enviada a un laboratorio.

Todo el proceso puede tardar varios días o semanas.

"Imagínese cuántas personas más podrían someterse a esta detección si pudieran llevarse a cabo ellas solas la prueba sin tener que ir a una clínica y sabiendo que podrán obtener resultados inmediatos y precisos" expresa el doctor Sadiq.

Los expertos creen que esta herramienta también podría tener beneficios para la salud pública ya que permitiría contar con una respuesta más rápida ante cualquier brote de ITS.

Pero todavía deberán superarse varios obstáculos antes de que la tecnología pueda ser utilizada ampliamente.

clic En fotos: Las enfermedades de transmisón sexual más comunes

¿Confidencial?

"Tenemos que demostrar que el dispositivo puede utilizarse en la comunidad con seguridad. La confidencialidad y la protección de información son sumamente importantes" explica el científico.

"Y también será vital llevar a cabo pruebas para ver si la tecnología puede detectar nuevas fuentes de ITS, ya que todavía no se descubren todas las causas de estas infecciones", agrega.

El proyecto eSTI2 está siendo lanzado en respuesta a la epidemia de ITS en el Reino Unido, donde en los últimos 10 años se ha visto un aumento de 36% en los casos de estas enfermedades.

El problema, afirman los expertos, es global, ya que se cree que a nivel mundial afectan a uno de cada 10 jóvenes de entre 15 y 24 años y a cada vez más adultos mayores de 45 años.

Por eso los científicos esperan que el dispositivo pueda ser asequible para los países en desarrollo, donde el acceso a las pruebas de diagnóstico de ITS es muy limitado.

"El plan es hacer este dispositivo asequible para distintos escenarios" explica a BBC Mundo el doctor Sadiq.

"El objetivo es adaptar estos aparatos para que estén al alcance de los países en desarrollo".

Y también se espera algún día poder adaptar esta tecnología para el "autodiagnóstico" de otras enfermedades infecciosas como VIH y tuberculosis, agrega el investigador.

El proyecto -que costará unos US$10 millones- es está siendo financiado parcialmente por el Consejo de Investigación Médica del Reino Unido. (BBC)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...