5/10/10

Una investigación sobre el grafeno gana el Nobel de Física


La Real Academia de las Ciencias de Suecia ha querido premiar un prometedor desarrollo tecnológico con enormes aplicaciones prácticas en el mundo de la tecnología y las comunicaciones. Los investigadores de origen ruso Andre Geim y Konstantin Novoselov han recibido el Premio Nobel de Física 2010 por sus revolucionarios descubrimientos sobre el grafeno, un material bidimensional de extraordinarias propiedades en el mundo de la física cuántica que puede dar lugar a ordenadores mucho más rápidos y eficientes, e incluso a la fabricación de nuevos materiales.

Geim, de nacionalidad holandesa (Rusia, 1958) y Novoselov, de nacionalidad británica y rusa (Rusia, 1974), investigan actualmente en la Universidad de Manchester. Según ha explicado el comité, los científicos han demostrado las grandes propiedades del carbono en forma muy fina -un solo átomo de espesor-. El grafeno es un excelente conductor de electricidad y un material muy resistente, elástico y barato que tiene un buen número de aplicaciones prácticas y puede ser fundamental en el desarrollo de dispositivos electrónicos muy avanzados, como ordenadores ultraveloces. De hecho, los investigadores creen que puede sustituir al silicio actual, que se emplea en la mayoría de aparatos electrónicos.

"Como conductor de electricidad es tan bueno como el cobre y como conductor de calor supera a todos los demás materiales. Es casi completamente transparente, pero tan denso que ni siquiera el helio, el átomo más pequeño de gas, puede pasar a través", señala la Academia en su comunicado. "Una vez más el carbono, la base de toda la vida conocida en la Tierra, nos ha sorprendido", añade.

Con cinta adhesiva

El origen de este material "milagroso" está en el grafito común que se encuentra por ejemplo en los lápices. Muchos científicos consideraban imposible poder aislar un material tan delgado. En un milímetro de grafito hay tres millones de capas de grafeno apiladas unas encima de otras, pero Geim y Novoselov lo lograron usando cinta adhesiva para arrancar delgadas escamas de un pedazo de grafito. Realizado ese proceso, que repitieron una veintena de veces hasta obtener capas más delgadas, añadieron óxido de silicio, material estándar usado en la industria semiconductora: bajo la lente del microscopio el grafeno pudo ser visto y aislado por primera vez.
A partir de ahí, Geim y Novoselov pudieron centrarse en estudiar los dos principales rasgos del grafeno, su composición casi perfecta y el hecho de que sus electrones se comportan como los fotones, las partículas de luz sin masa; además de permitir probar algunos efectos cuánticos hasta entonces sólo discutidos de forma teórica. Su artículo publicado en la revista "Science" en octubre de 2004 causó "conmoción en todo el mundo", según el Comité Nobel de Física, y enseguida se plantearon innumerables aplicaciones prácticas, aunque la mayoría de ellas "sólo existen en nuestras fantasías".

El premio de 10 millones de coronas suecas (1,5 millones), otorgado por el Comité del Premio Nobel de Física en la Academia Real Sueca de Ciencias, ha sido el segundo de los premios Nobel de este año después del de Medicina. El pasado año, el Nobel de Física fue entregado a Charles Kuen Kao, Willard Sterling Boyle y George Elwood Smith, tres investigadores estadounidenses que abrieron el camino a la moderna sociedad de la información y de las telecomunicaciones. (ABC)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...