16/9/10

Enamorarte te hace perder dos amigos


Cualquiera que haya entablado una nueva relación amorosa sabe que la pasión deja poco espacio para alguien más, pero exactamente, ¿cuántos amigos se quedan en el camino cuando nos enamoramos? Un investigador de la Universidad de Oxford, el antropólogo y biólogo evolucionista, Robin Dunbar, famoso por su teoría conocida como el número de Dunbar -el máximo de amigos que un ser humano puede tener en realidad- ha puesto un número al sacrificio. Asegura que una persona que tenga un promedio de cinco amigos perderá exactamente dos si inicia una nueva relación amorosa.

Según explica a la BBC este profesor de antropología evolutiva en Oxford, «las personas que han comenzado una relación romántica y se mueven en un círculo de cinco (amistades) ven reducido ese grupo a cuatro». Como uno de ellas es la nueva persona que ha llegado a su vida, significa que, en realidad, son dos amigos los que se han perdido.

En el estudio, los investigadores interrogaron a 540 participantes mayores de edad acerca cómo cambiaban sus relaciones en general cuando comenzaban una aventura amorosa. Los resultados confirmaron que la llegada de un amor supone una reducción del círculo social. Un miembro de la familia o un amigo son «expulsados» del grupo para hacer hueco al nuevo.

Dunbar, que se dedica a estudiar grupos y redes sociales para conocer cómo se componen y cuál es su número, cree que cuando nos enamoramos focalizamos toda nuestra atención en el objeto de nuestros deseos, y dejamos de relacionarnos, o lo hacemos menos, con otros que antes nos resultaban más importantes en nuestras vidas. Estas personas acaban en una capa social «secundaria», algo que todos hemos vivido de alguna forma y que hemos o nos han reprochado.

No más de 150

El antropólogo considera que el número máximo de amigos que es realmente posible es unos 150. Es lo que se conoce como el número de Dunbar, y la cantidad está relacionada está con el tamaño del neocórtex cerebral y su capacidad de proceso. Parecen muchos -no tantos si se examinan las exageradas cifras de algunos perfiles en Facebook-, pero pueden ser divididos en grupos más pequeños según su grado de intimidad.

Así, por ejemplo, hay una camarilla de personas muy cercanas compuesta por entre cuatro y seis individuos, a los que recurrimos en momentos de crisis. Son los más íntimos. Una segunda capa de la cebolla es el grupo de la «simpatía», compuesto por personas a la que vemos una vez al mes y que, según explica el investigador en la BBC, si murieran mañana, nos causaría una profunda tristeza y echaríamos de menos. (ABC)

3 comentarios:

  1. Bueno, eso es lo que tiene estar enamorado.
    Solo tener ojos para la persona que sientes ese amor tan especial.
    No sé exactamente lo que se moverá en nuestro organismo cuando sucede este sentimiento.
    Pero solo tienes ojos para el. El pensamiento siempre en él y el deseo y necesidad acuciante de estar con la persona por la que sientes ese verdadero amor.
    Es muy bonito y digno de vivir. Saber lo que es.
    Pero si no se es correspondido también es muy doloroso.
    Algo que hay que saber y entender.
    No todos tienen el privilegio de enamorarse, saber lo que realmente se siente.
    Por lo tanto en el momento que surge y tienes ocasión de formar pareja por amor, dejas todo de lado por la persona. Pues es una necesidad.
    Un saludo muy cordial, como siempre muy buenas tus entradas con sus consecuentes informaciones. maricmasi.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Ha por cierto me gusta el cambio que has realizado en el blog. Lo que no entiendo es porque salen chicas de Barcelona a un lado de este. ¿Son citas? No va mucho con el sitio. Es mi humilde opinión.
    Hasta pronto. maricmasi.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu participación en este blog Mari Masi. Lo de la chica ya lo resolveré para que no incomode, sin duda que no pega en este lugar. Saludos

    ResponderEliminar

Noticias relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...