4/8/10

Luz verde a la primera terapia con células de embriones

La FDA, la Agencia del Medicamento de Estados Unidos, ha despejado el camino a los primeros tratamientos con células madre obtenidas de embriones humanos. La administración estadounidense da el polémico paso un año después de haber paralizado la misma investigación ante la aparición de quistes sospechosos en los animales de laboratorio tratados. En ese momento ningún paciente había recibido el tratamiento. Uno de los grandes riesgos de la utilización de este tipo de células es la aparición de tumores porque, una vez introducidas en el organismo, pueden proliferar de forma descontrolada. Por eso la aparición de esos quistes llevó a la FDA a poner en cuarentena el ensayo con pacientes.

Geron, la compañía de California que prepara las células, ha tenido que repetir las pruebas con animales de laboratorio y demostrar que su tratamiento es seguro. También ha cambiado los sistemas de control con los que se comprueba la pureza de las células.

Tras la moratoria, un pequeño grupo de personas con lesiones medulares graves y recientes probará el tratamiento experimental. Las células embrionarias pueden transformarse en casi cualquier tipo de célula en el organismo. El objetivo de la Universidad de California y la empresa Geron es convertirlas en oligodentrocitos, las células neuronales que forman la vaina de mielina en el sistema nervioso central. La mielina permite la transmisión de los impulsos nerviosos a través de la médula espinal. Con la inyección de nuevos oligodentrocitos se confía en restaurar la transmisión nerviosa que quedó interrumpida por la lesión medular.

El ensayo clínico que comenzará en breve evaluará la seguridad del tratamiento con un reducido número de afectados. Se les inyectará las células directamente en la zona de la lesión. Si los resultados son positivos se enrolará a un mayor número de enfermos, pero aún quedan años para saber si puede revolucionar el tratamiento de estos pacientes.

Investigación prematura


La luz verde a este tratamiento ya ha despertado la preocupación de algunos expertos en terapia celular por temor a que sea prematuro. «Para el primer ensayo clínico con células embrionarias que se realiza en el mundo queríamos que fuera el mejor y éste no lo es», decía John A. Kessler, neurólogo y director del Instituto de Células Madre de la Universidad Northwestern, tras el anuncio de la FDA de despejar el camino a esta terapia.

Los quistes microscópicos detectados en los ensayos con animales no se hallaron en todos los ratones tratados. La empresa Geron insistió en que se localizaban en la misma zona de la lesión, no eran proliferativos y no parecían dañinos. También recordaban que la aparición de quistes suele ser común en las víctimas de una lesión medular porque en la mitad de los afectados aparecen cicatrices en la médula espinal. (www.queesciencia.info)

Más noticias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...