5/7/10

La felicidad, más barata de lo que creíamos


¿Qué es la felicidad? ¿Qué la provoca? ¿El dinero, el amor, el prestigio social? La llamada World Poll (Encuesta Mundial), llevada a cabo por la organización Gallup en 130 países, ha tratado de responder a estas incógnitas. Los encuestadores han obtenido respuestas de 136.000 personas de todo el mundo, que han valorado su grado de satisfacción personal en una escala del cero al diez. Y como reza el dicho popular, la felicidad no se puede comprar con dinero. Al menos, no de forma completa. Otros factores, como sentirnos respetados y conectados con los demás tienen más importancia a la hora de arrancarnos una sonrisa. Esas son las circunstancias en las que viven las personas más felices. El trabajo ha sido publicado en la revista Journal of Personality and Social Psychology.

«La gente siempre se pregunta: ¿El dinero hace la felicidad?», apunta Ed Diener, psicólogo de la Universidad de Illinois y de la Organización Gallup, en la web científica Physorg. «Este estudio demuestra que todo depende de cómo se defina la felicidad. Si nos fijamos en la satisfacción vital, hay una correlación muy fuerte en todo el mundo con los ingresos», explica. «Pero es bastante sorprendente lo poco que estos tienen que ver con los sentimientos positivos y la diversión».

Los países estudiados por Gallup representan alrededor del 96% de la población mundial. El estudio refleja las circunstancias culturales, económicas y políticas en todo el mundo, tanto de países pobres como ricos. Según los autores es «la primera muestra representativa del planeta Tierra». La investigación incluyó una evalución de la vida mundial, de tal forma que los participantes tuvieron que poner nota a su vida en una escala de cero (peor vida posible) a diez (mejor vida posible). También fueron preguntados si se sentían respetados, si tenían familiares o amigos con los que podían contar en caso de emergencia y si se sentían libres al elegir sus actividades cotidianas, aprender nuevas cosas o hacer «lo que uno hace mejor».

El estudio encontró que la satisfacción con la vida se eleva con el ingreso personal y nacional. Los sentimientos positivos también aumentan ligeramente con la renta, pero están asociados de manera mucho más fuerte con el sentirse respetado, la autonomía y el apoyo social, y con trabajar en un empleo satisfactorio.

Según Diener, ésta es la primera encuesta del mundo que diferencia la satisfacción con la vida -la creencia filosófica de que tu vida va bien-, de los sentimientos positivos o negativos que se experimentan a diario, lo que se llama disfrutar de la vida. Y aquí el dinero tiene muy poco que ver. (ABC)

Más noticias:

1 comentario:

  1. Así es. El dinero quizás ayuda, pero la felicidad es algo más que poseer o tener.
    Es como te tomes la vida, como la sientas y lo que haces en ella.
    En una palabra la actitud de tu persona y hacia tu vida y la de los demás.
    1 saludo maricmas...

    ResponderEliminar

Noticias relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...