22/7/10

Hallan una monstruosa estrella gigante 300 veces más masiva que el Sol

Es descomunal, algo jamás visto hasta ahora y que deja como un enano insignificante al mismísimo Sol. Científicos han descubierto las estrellas más masivas encontradas hasta el momento y una de ellas rompe todos los records. Es tan extraordinaria que ha llegado a pesar más de 300 veces la masa del Sol -el doble del límite aceptado actualmente de 150 masas solares-, y es 10 millones de veces más luminosa. Si reinara en nuestro Sistema Solar, el año se reduciría a tres semanas y haría imposible la vida en la Tierra.


Un equipo de astrónomos dirigido por Paul Crowther, profesor de Astrofísica de la Universidad de Sheffield, utilizó el Very Large Telescope (VLT) de la ESO, así como información de archivo del Telescopio Espacial Hubble de NASA/ESA para estudiar en detalle dos cúmulos jóvenes de estrellas: NGC 3603 y RMC 136a.

La estrella más masiva, bautizada como R136a1, ha sido encontrada en el cúmulo R136, una agrupación de estrellas calientes jóvenes y masivas, ubicado dentro de la Nebulosa de la Tarántula, en una de las galaxias vecinas de la Vía Láctea, la Gran Nube de Magallanes , a 165.000 años luz de distancia. Actualmente, su mayor estrella, R136a1, tiene 265 masas solares, pero al nacer tuvo 320 veces la masa del Sol. Lo ocurrido es que las estrellas «a diferencia de los humanos, nacen pesadas y pierden peso con la edad», explica Crowther. Al tener un poco más de un millón de años, R136a1 está en una «edad mediana» y ha sufrido una intensa pérdida de peso. «La existencia de tales monstruos, millones de veces más luminosos que el Sol, que pierden peso a través de vientos muy poderosos, podría proporcionar una respuesta a la incógnita de cuán masivas pueden ser las estrellas», señala la ESO.

El equipo encontró varias estrellas con temperaturas superficiales sobre los 40.000 grados: unas siete veces más calientes que el Sol, algunas decenas de veces más grandes y varios millones de veces más brillantes que éste. Además, comparaciones con modelos indican que varias de estas estrellas nacieron con masas superiores a 150 masas solares.

Arrasaría la Tierra

Si R136a1 reemplazara al Sol en el Sistema Solar, sobrepasaría al Sol tanto como el Sol sobrepasa actualmente a la Luna llena. «Su alta masa reduciría el largo del año de la Tierra a tres semanas y bañaría a la Tierra con una radiación ultravioleta increíblemente intensa, haciendo imposible la vida en nuestro planeta», asegura Raphael Hirschi, de la Universidad Keele y miembro del equipo.

Dentro de R136, sólo cuatro estrellas pesaron al nacer más de 150 masas solares, sin embargo son responsables de casi la mitad del viento y del poder de radiación de todo el cúmulo, que comprende aproximadamente unas 100. 000 estrellas en total. Así, R136a1 por sí sola energiza sus alrededores en un factor de más de 50 comparado con el cúmulo de la Nebulosa de Orión, la zona de formación de estrellas masivas más cercana a la Tierra.

En opinión de ESO, comprender cómo se forman las estrellas muy masivas es bastante difícil debido a sus cortas vidas y fuertes vientos, por lo tanto, identificar casos tan extremos como el de R136a1 aumenta aún más el desafío para los teóricos. «O bien nacieron tan grandes o estrellas más pequeñas se fusionaron para producirlas», explica Crowther. De hecho, estrellas entre unas ocho y 150 masas solares explotan al fin de sus cortas vidas como supernovas, dejando atrás exóticos remanentes, como estrellas de neutrones o agujeros negros. (que es ciencia)

Más noticias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...