30/4/10

Un pequeño campo magnético en la Luna


La Luna es objeto de estudio hoy, pero potencial centro de operaciones de una futura base lunar. La NASA y otras agencias espaciales están investigando a fondo a nuestro satélite, y ya se sabe que los científicos que en el día de mañana trabajen allí tendrán de donde sacar agua. Perfecto hasta aquí, ¿pero qué los protegerá de los fuertes vientos solares?

La respuesta mide 360 kilómetros de ancho, y es un pequeño campo magnético descubierto por un instrumento a bordo de la sonda india Chandrayaan-1. El mismo fue descubierto indirectamente debido a la concentración de átomos de hidrógeno presentes en esa región, la cual se vio afectada por los vientos solares.

Cuando los vientos solares alcanzan la superficie lunar algunos átomos de hidrógeno rebotan y vuelven al espacio. Esto ocurre en las regiones ‘normales’ de la superficie lunar, pero en determinado lugar de la Luna los átomos de hidrógeno se presentaban en menor concentración. Lo único que puede retenerlos e impedir que vuelvan al espacio es un campo magnético, y esa es la conclusión de Martin Wieser del Instituto Sueco de Física Espacial en Kiruna.

Esta magnetósfera incluso es más brillante que otras áreas del suelo lunar, algo que tal vez tenga que ver con los vientos solares repercutiendo de forma diferencial sobre ella.

¿Cómo se formó este campo? Hay básicamente dos explicaciones. La primera deduce que se formó por un dínamo líquido, como ocurrió en Marte. La otra posibilidad es que impactos en la cara opuesta a la magnetósfera lunar la hayan generado secundariamente.

Sea como sea, la magnetósfera está allí, en un lugar protegido de los vientos solares y que es candidata número 1 para construir una base lunar en el futuro. (ojo científico)

Más noticias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...