18/2/10

Música para las masas


Para los invidentes resulta complicado disponer de partituras musicales adaptadas por su escasez y difícil acceso. Sin embargo, un equipo de investigadores financiado con fondos comunitarios ha diseñado y desarrollado un servicio de demostración que permite a los músicos ciegos hallar y utilizar partituras musicales en Braille archivadas en bibliotecas y centros de trascripción. El proyecto CONTRAPUNCTUS («Conservación y unificación de partituras digitales en Braille nuevas y existentes y desarrollo de una nueva metodología de acceso») recibió financiación por valor de casi 4 millones de euros.

Louis Braille, un invidente francés, inventó el sistema Braille en 1821 con la intención de proporcionar a las personas ciegas un método de lectura y escritura. Su sistema también se empleó para transcribir las partituras musicales a un código táctil. Desde el punto de vista logístico, la transcripción y lectura de la música en Braille resultan mucho más complejas que la del texto en Braille. El principal problema reside en que la naturaleza lineal del Braille dificulta la tarea de descifrar elementos de la notación musical como los acordes. Los expertos estiman que se ha transcrito al Braille menos del 15% de la música impresa.

El proyecto CONTRAPUNCTUS se propuso emplear tecnología digital para desarrollar un formato digital enriquecido y estandarizado que facilitara la transcripción de la música al sistema Braille, lo que ha dado como resultado un acceso sencillo a partituras para invidentes. CONTRAPUNCTUS pone a disposición de los músicos ciegos una biblioteca digital cada vez más amplia de la que pueden descargar partituras.

«La página de la música en Braille era como una ciudad de paredes desnudas y muy pocas señales », explicó el Dr. Antonio Quatraro de la Biblioteca Italiana para Invidentes (BRM), la entidad que coordina el proyecto CONTRAPUNCTUS. «CONTRAPUNCTUS ha enriquecido esta página con información de todo tipo sobre los elementos musicales: notas, silencios, ligaduras, digitación, etc. Antes era un laberinto al que se podía entrar pero del que no siempre se podía salir. Ahora, gracias a nuestro sistema, siempre es posible orientarse dentro de él.»

El consorcio de CONTRAPUNCTUS, formado por diez socios procedentes de Francia, Italia, Países Bajos, Rusia, España y Reino Unido, ofrece un nuevo formato digital para codificar todos los aspectos de las partituras musicales de manera estandarizada y accesible mediante el programa RESONARE, un editor de textos para procesar música escrita en Braille.

Según explican los socios del proyecto, el lenguaje de marcado para música en Braille (BMML) resultante permite reorganizar la música escrita y transformarla en una base de datos muy estructurada y fácil de consultar. Los músicos pueden utilizar el reproductor Braille Music Reader (BMR) para leer cualquier partitura en formato BMML.

«BMR puede describir en formato hablado elementos musicales como los cambios de tempo y de dinámica o cada una de las notas», explicó el Dr. Quatraro. «Mientras se lee la música en el ordenador, las notas se reproducen en formato escrito. Este punto es importante, ya que las grabaciones comerciales nunca son tan precisas como las partituras impresas por la misma razón por la que las narraciones orales no pueden reflejar aspectos ortográficos y de puntuación.»

Otros aspectos clave del editor informático de Braille consisten en que puede leer mediante tacto cualquier fragmento de la partitura enriquecida, y que ésta puede imprimirse. Refiriéndose a la sencillez del sistema, el Dr. Quatraro afirmó que «es como haber ido toda la vida en bicicleta y pasar a tener un coche».

Los socios del proyecto CONTRAPUNCTUS han creado un portal de Internet desde el cual se puede acceder a una biblioteca de partituras en Braille. Aquellas personas que estén interesadas pueden descargar el software gratuitamente de la página web del proyecto. «Es como si hubiéramos tenido un tesoro al que nadie podía acceder», comentó el Dr. Quatraro. «Sin embargo, hemos dado con la llave que da acceso a este tesoro creado por varias generaciones de transcriptores.» (CORDIS)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...