3/2/10

Investigadores de células madre denuncian a las revistas científicas


La divulgación científica es el último paso de cualquier investigación científica. La ciencia debe llegar a todo el mundo, y para ello están (entre otros recursos) las revistas especializadas. Nature, Science o PNAS son algunas de las más conocidas, pero no las únicas. Las editoriales de publicaciones científicas (Elsevier, Springerlink, etc.) son incontables, y más aún las revistas que tienen a su cargo. En ellas se contiene saber científico, claro, pero también mucho, mucho poder.

Aunque no sea lo ideal, no todas las investigaciones científicas pueden publicarse. Esto va muy bien por una parte, pues llegan a publicación sólo las que atraviesan la selección de un referato especializado y cuentan con rigurosas metodologías. Sin embargo, algunas veces la mezquindad de la comunidad científica se pone de manifiesto, y en algunos casos algunas investigaciones se dejan de lado por simple conveniencia.

Es el caso del área de células madre, que atrae la atención hoy porque quince científicos de renombre mundial especializados en el área, han escrito cartas a las revistas científicas más importantes aduciendo que algunos de sus artículos están siendo privados de publicación por una élite científica. La situación se explica bien a la BBC, y el argumento es que el porcentaje de estudios dentro del área que está siendo rechazado por las revistas es llamativamente grande.

Según los investigadores afectados, esto se debe a que sus investigaciones contradicen los datos obtenidos por esta élite, y que por esta razón se están inventando requisitos que antes no existían para publicar, o simplemente rechazando los abstracts presentados sin motivo alguno.

Claro está que hay que estar en el tema para hablar con propiedad, pero teniendo en cuenta que las quejas provienen de autoridades de la talla de Robin Lovell-Badge o Austin Smith (de la Universidad de Cambridge), líderes en la investigación en el área, lo cierto es que da para pensar.

La ética profesional está en juego, pero más allá de la ‘profesional’ estamos hablando de ética en general. La investigación en células madre es una de las áreas más prometedoras en el desarrollo futuro en ciencia, y hay muchos intereses en juego. ¿Vale más el interés de cierta élite o el de la población en general? La respuesta es obvia. (ojo científico)

Más noticias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...