26/2/10

Abydosaurio: El saurópodo que no masticaba

El fósil que vemos arriba es una joyita de la conservación. Normalmente en paleontología y arqueología es bastante difícil desenterrar huesos intactos; sin embargo, el fósil de este dinosaurio estaba en condiciones ambientales que favorecieron su preservación. Exploremos al Abydosaurio, un saurópodo del Jurásico que arroja pistas sobre el comportamiento de estos dinosaurios.

Brooks Britt, paleontólogo de la Universidad Brigham Young y un equipo de paleontólogos extrajeron los fósiles de estos dinosaurios, los cuales se encontraban adheridos a piedra y debieron extraerse con mucho trabajo, en una tarea que involucró el uso de explosivos para separar las piedras.

Los fósiles pertenecen a Abydosaurio, un saurópodo de cuello largo que era hervíboro. Durante el período Jurásico estos dinosaurios eran sumamente comunes, y entre ellos encontramos al popular Braquiosaurio. Estos reptiles tenían cuellos largos para acceder a las copas de los árboles, donde se alimentaban de hojas.

Estos fósiles han arrojado algunas pistas sobre el tipo de alimentación de estos animales. Aparentemente los abydosaurios no masticaban su comida, y simplemente la tragaban directamente apenas se la llevaban a la boca. Esta inferencia se realizó a partir del hecho de que los abydosaurios no tenían un aparato masticador suficientemente fuerte como para masticar las hojas y ramas de los árboles.

El cráneo representa nada más que dos centésimas partes del esqueleto total. La liviandez del cráneo permitía a los abydosaurios elevar sus cuellos a grandes alturas, sin tener que soportar peso craneal considerable.

Los cráneos se muestran en el Museo de Paleontología de la Universidad Brigham Young, y un estudio de los mismos se publica en la revista Naturwissencschaften. (ojo científico)

Más noticias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...