20/1/10

Estudio sugiere que las gripes de 1918 y 2009 no fueron propagadas por las aves

Las dos variedades del virus de la gripe H1N1, responsable de las pandemias mundiales de gripe de 1918 y 2009, no provocan enfermedades en las aves. Así lo indica un estudio publicado en el número de febrero del Journal of General Virology que apunta, además, la baja probabilidad de que las aves desempeñaran algún papel en la propagación del virus en dichas pandemias.

Un grupo de investigación, liderado por científicos de la Agencia Canadiense de Inspección de Alimentos en Winnipeg (Canadá), inyectó individualmente en pollos las cepas del virus H1N1 de 2009 y 1918. Ninguno desarrolló síntomas de gripe ni mostró signo de daño tisular hasta 18 días más tarde, aunque alrededor de la mitad de ellos desarrolló anticuerpos contra el virus H1N1 de 1918, mostrando una infección limitada.

El virus de 1918 tampoco produjo la enfermedad en patos. Su origen es desconocido y, a pesar de su similitud genética con las gripes aviares, los resultados de este estudio, publicado en el número de febrero del Journal of General Virology, indican que es improbable que hayan saltado la barrera interespecie desde pollos hasta personas.

"Averiguar cómo los principales virus pandémicos de la gripe humana afectan a las aves y otras especies de animales domésticos resulta esencial para descubrir la función que desempeñan para propagar virus en la población humana", afirma Shawn Babiuk, director de la investigación.

Estudios como éste pueden servir para que los gobiernos puedan responder a brotes de gripe en aves, que tienen enormes repercusiones para avicultores. De acuerdo con Babiuk, "estos hallazgos apoyan el uso de prácticas normales de gestión veterinaria en aves domésticas infectadas con el virus pandémico H1N1 de 2009 y demuestran que no es necesario poner en cuarentena y desechar las existencias infectadas".

Los virus se pueden comportar de manera impredecible. "Nuestros conocimientos del procedimiento por el cual los virus de la gripe progresan hasta provocar pandemias siguen siendo limitados", explica Babiuk. "Aunque nuestra investigación indica que es improbable que las aves hayan desempeñado ningún papel en la propagación de los virus de las pandemias de 1918 y la de 2009, es posible que desempeñen algún papel en futuras pandemias".

La evolución de una pandemia

Diferentes cepas de virus provocan la enfermedad en personas, aves y cerdos; y cada tipo de virus se adapta para provocar la infección en su anfitrión. Si los virus de la gripe se pasan de un anfitrión a otro, la combinación puede provocar el desarrollo de una cepa nueva.

Los expertos apuntan que, como no se ha encontrado con el virus anteriormente, la población humana tiene escasa o nula inmunidad a una cepa nueva que puede provocar fácilmente infecciones y propagarse de persona a persona. En última instancia, esto puede provocar una pandemia mundial de gripe. (SINC)

Más noticias:

1 comentario:

  1. Patricio Berríos1/20/2010

    En esto de la gripe o influenza causada por un orthomyxovirus, queda pendiente la posibilidad de transporte del virus a través de las aves silvestres como ha ocurrido en la gripe asiática de alta patogenicidad!

    ResponderEliminar

Noticias relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...