10/1/10

Descubren lagos en Marte

Una nueva investigación ha descubierto que, al contrario de lo que se pensaba, Marte era hace 3.000 millones de años un planeta cálido y húmedo. En un artículo publicado en la revista Geology, científicos del Imperial College de Londres y del University College de Londres (ambos en el Reino Unido) aventuran que el «planeta rojo» albergó lagos de gran tamaño (alrededor de veinte kilómetros de ancho) generados por hielo fundido durante la Era Hespérica, la segunda de las tres eras geológicas marcianas diferenciadas por flujos de lava.

Estudios anteriores ya habían sugerido que Marte era un planeta cálido y húmedo, pero que la pérdida de la mayor parte de su atmósfera entre hace 4.000 y 3.800 millones de años, antes de la Era Hespérica, degeneró en un entorno frío y árido. Gracias a esta investigación reciente, que se nutre de imágenes de gran resolución procedentes del Orbitador de Reconocimiento de Marte de la NASA, actualmente en órbita alrededor del planeta rojo, los científicos deducen que en realidad en Marte se produjeron periodos cálidos y húmedos.

Las nuevas imágenes muestran una serie de canales pequeños y tortuosos que conectan entre sí «depresiones llanas» de la superficie del planeta situadas concretamente por encima del «Ares Vallis», un enorme cañón de 2.000 kilómetros en el ecuador del planeta. Los investigadores aventuran que estos canales sólo pudieron ser horadados por agua y no por hielo al sublimarse en gas.

Expertos de la NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos) también consideran que estos canales son producto de corrientes de de agua de los lagos marcianos entre dichas depresiones hace unos 3.000 millones de años.

Hasta ahora se pensaba que las depresiones se crearon por sublimación, un proceso que consiste en la evaporación de un elemento o compuesto sólido sin pasar por una fase líquida.

¿Qué pudo haber motivado los periodos de clima más cálido y húmedo? Los investigadores indican que podrían deberse a desplazamientos de la órbita del planeta, a una mayor actividad volcánica o incluso a impactos de meteoritos. La mayor temperatura habría generado gases que habrían elevado la densidad de la atmósfera durante un periodo de tiempo corto. De esta forma se habría retenido mayor cantidad de luz solar y calentado el planeta lo suficiente como para mantener el estado líquido del agua.

«La mayor parte de la investigación sobre Marte se ha centrado en sus fases más primitivas y en su pasado reciente», indicó el Dr. Nicholas Warner, del Departamento de Ingeniería y Ciencias de la Tierra del Imperial College de Londres y autor principal del estudio. «La comunidad científica ha pasado por alto la Era Hespérica debido a la creencia de que Marte era entonces un páramo helado. Sorprendentemente, nuestro estudio muestra ahora que este periodo intermedio de la historia de Marte fue mucho más dinámico de lo que se pensaba hasta ahora.»

Por otro lado, el profesor Jan-Peter Muller del UCL, responsable de la cartografía tridimensional de la superficie de Marte, afirmó que «ahora somos capaces de modelar en tres dimensiones la superficie marciana con una resolución menor al metro, una calidad tan buena como [la que ofrece] cualquier satélite comercial de la órbita terrestre. Esto nos permite comprobar nuestras hipótesis con mucho mayor rigor que nunca.»

Los descubrimientos de este estudio podrían ser de gran ayuda para los científicos que estudian la posibilidad de que haya vida en Marte. Según los investigadores, los lechos de los lagos dan indicios de regiones marcianas que pudieron ser cálidas y húmedas, condiciones ideales para la vida microbiana. «Estas zonas pueden ser objetivos ideales para misiones robóticas futuras», informan.

Los investigadores planean investigar otras áreas en la zona del ecuador marciano con el fin de determinar cuánto tiempo existieron los lagos durante la Era Hespérica. El siguiente objetivo de su misión será la «Chryse Planitia», una región en la entrada del «Ares Vallis». Los datos recabados hasta ahora indican que en dicha zona también existió agua. (CORDIS)

Leer más:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...