16/12/09

Un estudio descubre que unos pulpos utilizan herramientas


La comunidad científica considera el empleo de herramientas un indicio de inteligencia. Se tiene constancia de su utilización por parte de humanos, pájaros, primates y diversos mamíferos y ahora se ha añadido a la lista un invertebrado tras un estudio realizado por científicos británicos y australianos publicado en la revista Current Biology.

Hasta hace poco se consideraba que los invertebrados carecían de las habilidades cognitivas necesarias para el empleo de herramientas. A pesar de que se les había observado utilizando hojas o arena para recoger o transportar comida, se establecía una diferencia entre estos comportamientos y el uso de utensilios observado en mamíferos y pájaros.

En el estudio referido se describe que el pulpo rayado adopta un comportamiento que se asemeja a un andar sobre zancos: el pulpo extiende su cuerpo gelatinoso sobre unas pilas de cáscaras de coco, tensa sus tentáculos, levanta todas las cáscaras y las transporta por el fondo marino. Después el pulpo utiliza las cáscaras como refugio, lo que según los investigadores se diferencia del empleo que hace el cangrejo ermitaño de las caracolas abandonadas.

«Existe una diferencia básica entre recoger un objeto cercano y ponerlo sobre la cabeza, y recogerlo, colocarlo, transportarlo (con torpeza) y construir con él una armadura portátil a discreción», afirmó Mark Norman del Museo Victoria (Australia), colaborador del proyecto y autor principal del artículo.

Los investigadores descubrieron que la habilidad del pulpo rayado para manejar herramientas es aún mayor a la hora de colocar los cocos. Esto confirma que la finalidad de su comportamiento es utilizar una herramienta, distinguiéndolo de otras manipulaciones de objetos realizadas por pulpos, como utilizar rocas para tapar la entrada de su refugio.

Para estudiar a los pulpos los investigadores bucearon cerca de quinientas horas entre 1999 y 2008 en las costas de Bali y del norte de la Isla de Célebes (Indonesia). Se estudiaron más de veinte pulpos, y el descubrimiento de este comportamiento constituyó una auténtica sorpresa.

«Sabía que el pulpo, ocupado manipulando las cáscaras de coco, estaba tratando de hacer algo, pero en ningún momento pensé que recogería las cáscaras apiladas y se marcharía con ellas», señaló Julian Finn, también investigador del Museo Victoria. «Era una imagen tremendamente cómica; nunca me he reído tanto debajo del agua.»

Los investigadores consideran que es probable que este comportamiento haya evolucionado a partir de un uso anterior de conchas vacías de bivalvos, hasta la disponibilidad relativamente moderna de cáscaras ligeras y limpias de cocos desechadas por las comunidades costeras cercanas al hábitat marino de los pulpos.

El informe concluye así: «Al fin y al cabo, la recolección y utilización de objetos por parte de los animales es probable que constituyan una constante que se repite desde los insectos hasta los primates, siendo la definición de herramienta motivo de un debate permanente. Sin embargo, el descubrimiento de este pulpo andando de puntillas por el lecho marino con sus preciadas cáscaras de coco indica que incluso los invertebrados marinos desarrollan comportamientos que antes pensábamos que eran exclusivos de los humanos.» (CORDIS)

InfoPlanet

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...