23/8/09

Reconstruyen el Rostro de una Sacerdotisa Egipcia Mediante Técnicas Forenses


Gracias a las habilidades de los artistas que trabajan en investigaciones policiales sobre esqueletos y otros restos de personas que llevan mucho tiempo fallecidas, es posible ver, en el Instituto Oriental de Chicago, 2.800 años después, el aspecto que tuvo en vida la sacerdotisa egipcia Meresamun, hoy reducida a una momia.

Un artista forense en Chicago y otro que elabora retratos robot para la policía en Maryland, prepararon las imágenes que muestran a una atractiva mujer de poco menos de treinta años, tal y como era en el año 800 a.C. Ambos artistas, trabajando de forma independiente uno del otro, han producido sin embargo imágenes notablemente similares. La concordancia entre las reconstrucciones respalda la validez de las mismas.

El Dr. Michael Vannier, Profesor de Radiología, empezó el proceso de restaurar los rasgos faciales de la momia con dos exámenes exhaustivos mediante tomografía computerizada que se practicaron a Meresamun el año pasado en el Centro Médico de la Universidad de Chicago.

Un gran número de escaneos mediante tomografía computerizada fue usado para crear un modelo digital en tres dimensiones (3-D) del cráneo de Meresamun. Esos archivos fueron entregados a los artistas forenses, los cuales, para reconstruir el rostro a partir del modelo del cráneo, utilizaron los métodos empleados en investigaciones sobre personas que llevan mucho tiempo fallecidas y cuyos esqueletos necesitan ser identificados.

El Instituto Oriental quiso comparar reconstrucciones para obtener una imagen fidedigna de la cara de Meresamun. Así, encargaron una versión digital de la reconstrucción forense tradicional y un retrato robot.

Los artistas forenses que han realizado de forma independiente las reconstrucciones faciales son Joshua Harker y Michael Brassell.

Meresamun vivió en Tebas (Luxor) alrededor del año 800 a.C. y falleció por causas indeterminadas a los 29 ó 30 años de edad.

El Museo del Instituto Oriental acoge una exposición sobre la vida de Meresamun, que incluye, además de su momia y su sarcófago, imágenes detalladas de su físico. Los visitantes también pueden llevar a cabo, de manera virtual en una pantalla, la operación de quitar las vendas a la momia, y ver cómo se preparó el cuerpo para su momificación.

Teniendo en cuenta la estatura media en su época y lugar, Meresamun era alta (168 centímetros) y no tenía defectos físicos importantes. Fue, hasta el tiempo de su muerte, una mujer muy sana. Disfrutó de una buena nutrición durante toda su vida. Sus huesos, bien mineralizados, sugieren que fue una mujer con un estilo de vida muy activo.

Fuente: Scitech News

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...